• Antigua Iglesia de San José. Derribada para construir el túnel de Tetuán

  • Atardecer en el Barrio de Tetuán (F.Serrano)

  • Amanecer en el Barrio de Tetuán (F.Serrano)

  • Barrio de Tetuán a principios del Siglo XX

Lectura Creyente
LECTURA CREYENTE
CARITAS
CARITAS PARROQUIAL
CATEQUESIS FAMILIAR
CATEQUESIS FAMILIAR
Semilla de Esperanza
SEMILLA DE ESPERANZA

EVANGELIO DEL DÍA

EL EVANGELIO DE LA SEMANA

JUEGOS SOLIDARIOS

PREGRINACION

Haz Click en la imagen para ver las fotografías del camino

 

El pasado 17 de Septiembre culminó la peregrinación de la Parroquia a Santo Toribio de Liébana, durante 3 días 41 peregrinos caminamos desde San Vicente de La Barquera hasta el Santuario, el domingo se unieron 29 peregrinos que por medios diferentes llegaron a la explanada del monasterio.

Pero todo empezó en San Vicente de La Barquera, concretamente en el Santuario de La Barquera, nos recibió un día soleado y celebramos como comunidad la eucarístia del envío como peregrinos.

Inciamos nuestro camino y el día cambió en las condiciones meteorológicas, pero junto con la lluvia estuvimos acompañados por un brillante arco iris que nos anunciaba la luminosidad de los tres días de convicencia.

Fueron días de esfuerzo, superación y encuentro fraterno.

Superadas las dificultades de la ruta y las pequeñas incomodidades de cada día tuvimos tiempo para compartir la alegría, la vida, la Fe y para la reflexión personal.

Cada día hemos encontrado motivos para dar gracias a Dios, durante el camino, para encontrarnos con el otro y vivir la experiencia de los peregrinos de Emaús del pan compartido y el encuentro al caer la tarde.

Después de recorrer el camino desde San Vicenre a Cades, desde Burió a Tama y de Tama a Santo Torobio, en la explanada del Santuario, nos encontramos con el resto de miembros de la Comunidad Parroquial, que en autobús, en vehículos particulares o andando desde Potes completamos la Peregrinación.

Especialmente emotivo fue el saludo expontáneo y cálido  de nuestro obispo D. Manuel, que se acercó a cada uno de los peregrinos de la parroquia.

Tras cruzar la Puerta del Perdón, la Eucaristía del Peregrino, la adoración de la Santa Cruz y la comida de fraternidad con entrega de diplomas a los caminantes, dimos por terminada nuestra peregrinación.

Todos somos conscientes que hay un antes y un después de esta esta experiencia, que nos hemos encontrado nuevos hermanos, con nosotros mismos y con el Señor.

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!